Recetas para no dormir

Zuto o muete

Posted on: enero 2, 2008

Primer susto serio con el coche y no llevo ni un mes desde que he empezado a conducir. De camino hacia Aravaca por la M-40 en un momento en el que el tráfico era muy fluido, me he encontrado a un conductor/a que de manera muy extraña a querido poner a prueba mis nervios.

Iba a una velocidad de unos 93kms/hora al igual que el clio que tenía atrás a unos 30 metros. Pasando la salida 43 (creo) de la M-40 un mercedes blanco se cambia tres carriles del tirón, con el intermitente derecho y yendo a una velocidad realmente baja. Al verlo cruzándose (a unos 80 metros) me extrañó y empecé a tocar el freno mirando al de atrás (haciendo la foto como me decían en la autoescuela). Por más que freno veo que el coche de delante frena aún más, pongo las luces de emergencia, piso mucho más fuerte el freno, pero el coche delante sigue bajando aún más la velocidad con intención clara de deternerse. Sin espacio para frenar de manera segura, me sigo aproximando al coche (15/20 metros) que comienza a meterse en parte en el arcén. Mirando de reojo al de atrás sigo tocando el freno y suelto para hacer una maniobra justa para librar al mercedes blanco que jamás olvidaré. Lo libro indemne, me llevo la mano derecha a la cabeza y me alegro al ver que el clio blanco que me seguía a una distancia prudencial vio mi reacción a tiempo y también evito el obstáculo.

Esto que cuento parece sacado de curvasrectas.com un blog que leo mucho últimamente, pero no, me ha pasado a mí. Estoy muy conforme con mi reacción, creo que fue la correcta y tuve sangre fria. Espero tener un resultado igual en la siguiente situación comprometida. Lo más curioso es que antes de salir de casa pensé en aquello de “sabes cuando sales, pero no cuando entras”.

3 comentarios to "Zuto o muete"

No, si gente rara la hay por todas partes… Me alegro de tu reacción, tanto la que tuviste en la M-40 como la que tuviste ayer a la hora de explicarlo.

Por si te sirve de ayuda… En casos como ese que cuentas, considera también la posibilidad de hacer lo siguiente: una vez hayas frenado y perdido algo de velocidad, y teniendo presente cómo está el patio por detrás de tu coche (gracias a los espejos), mira si es posible esquivar al amigo del Mercedes por la izquierda. Si el tráfico es fluido no tendrás mayor problema. La historia está en no obcecarse nunca con lo que estamos haciendo. Es decir, frenar sí, pero no hasta el punto de que un caracol pueda adelantarnos. Más que nada porque el del Clio te vio, vale, pero nadie te garantiza que el que iba detrás del Clio lo viera a su vez.

Antes de nada, gracias por el consejo Josep.

Lo de cambiarme de carril sí que hubiera sido la salida más cómoda, pero una vez que reduje me dio bastante inseguridad hacerlo, ya que no estaba completamente seguro de tener a alguien a más velocidad llegando por allí.

Te seguiré en curvasrectas.com😉

[…] 18, 2008 por lcanasdiaz Después del primer susto serio con el coche (en la primera semana) acabo de tener el segundo viniendo al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: