Recetas para no dormir

El deporte todo lo puede

Posted on: enero 9, 2008

El alemán Lutz Long demostró que el deporte es algo más que competición cuando desafiando al régimen nazi, tuvo un gesto deportivo con el atleta afro-americano Jesse Owens. Este gesto que puede ser visto como normal en nuestro tiempo, se dio en el contexto de unos Juegos Olímpicos preparados para demostrar la supuesta superioridad de la raza aria.

Os pego (sacada de aquí) una parte de la historia:
“La clasificación para la final de esta prueba comenzó el 4 de agosto con un récord olímpico de Long, mientras que Owens, que acababa de ganar la medalla de oro en los 100m lisos, hizo nulo en sus dos primeros intentos, quedándole sólo una oportunidad para no ser eliminado. Probablemente, los jueces de la organización fueron presionados por el régimen nazi para dar por inválidos los saltos del atleta estadounidense, queriendo evitar que un negro ganase también en esa prueba. A pesar de ser su rival, en ese momento Long se acercó a Owens y le aconsejó que calculase el salto desde varios centímetros antes de la tabla de batida, evitando así realizar un tercer nulo que le hubiese valido la eliminación, dado que él solía saltar bastante más de los 7,15m requeridos para avanzar. Owens, haciéndole caso, no arriesgó tanto como en sus dos primeros intentos y se clasificó sin problemas. En la final, celebrada al día siguiente, Long hizo una marca personal de 7,87m, siendo superado por los 8,06 de Owens, que batía así el récord olímpico y se llevaba la medalla de oro. Lutz Long, desafiando de nuevo al régimen nazi, fue el primero en felicitar al campeón y posó junto a él para los fotógrafos. El podio fue completado por el japonés Naoto Tajima.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Long fue obligado a alistarse en el ejército nazi, a pesar de que los deportistas de élite de aquel país solían disfrutar del privilegio de no tener que ir al frente. Seguramente, y como ocurriese con otros atletas no afines al régimen, su gesto para con Jesse Owens en los Juegos de Berlín le valdrían el castigo del gobierno alemán. Herido en una batalla en la isla de Sicilia, murió el 13 de julio de 1943. Ambos atletas mantuvieron el contacto hasta la muerte del germano. Una vez terminada la guerra, Owens viajó a Alemania para conocer a la familia de su amigo.”

1 Response to "El deporte todo lo puede"

Por suerte con el deporte suelen florecer los grandes valores humanos… a pesar de que desde siempre el deporte se ha utilizado (y se sigue utilizando aunque por suerte menos) como un instrumento político :S . Coño!!!… que necesidad habrá de mezclar política y deporte al igual que de mezclar el tocino con la velocidad!!!!.

Yo conocía lo meramente deportivo, pero desconocía los detalles escabrosos del tema.

Un saludete y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: